Cómo empezar con la acuarela: lo que hay que saber

En este blog os queremos introducir en el mundo de las acuarelas.

Los colores que fluyen, el pigmento imprevisible, el espectro de saturación… las acuarelas son tan hermosas como intimidantes. Pero los novatos en acuarela no deben dejar que la incertidumbre les asuste.

Estos 10 consejos están pensados para vencer tu miedo y poner un pincel en tu mano.

Foto de @lacheliflower visita su perfil en instagram.
  1. No te excedas en la compra de pinturas
    No hace falta que te arruines ni que compres todos los colores para empezar a pintar. Pero deberías abastecer tu colección con unos cuantos básicos de alta calidad. El tipo de pintura que elijas -tubos o godets- depende totalmente de ti, pero asegúrate de tener pintura roja, amarilla, azul y negra.

Puedes facilitar tu primer viaje de compras eligiendo un kit de acuarela de viaje, que probablemente viene con todos los colores básicos que necesitas.

  1. Cuando se trata de pinceles, compra los buenos
    No necesitas muchos pinceles, sólo unos cuantos buenos. Un solo pincel redondo es imprescindible, pero llegarás más lejos con un juego de pinceles inicial que incluya pinceles redondos pequeños, medianos y grandes y un pincel plano mediano. Nuestra marca de pinceles Pappel, tiene varias series específicas para acuarela. La serie 975 de pelo de nylon, tiene pinceles en todos sus números, con punta redonda, plana y lengua de gato. La serie 330 de pelo de Marta Kolinsky es la gama más alta de los pinceles de acuarela de pelo natural. Para iniciación contamos con un set de 3 pinceles de pelo de nylon ideales para empezar.
  1. Utiliza papel de acuarela de verdad
    El papel es el papel, ¿verdad? No cuando se trata de acuarela. Si tratas de pintar en papel de impresora o de manualidades, te prometemos que no te divertirás mucho: los colores no se pegarán y el papel se deformará. El papel de acuarela absorbe la humedad de las acuarelas, dejándote un pigmento brillante. Dentro de los papeles de acuarelas los hay de algodón y de celulosa- Los de algodón retrasan el secado de la acuarela y por lo tanto en algunas técnicas como pintar sobre húmedo, nos permite trabajar de una forma más prolongada. Aunque para otras técnicas como el levantamiento de pigmento, puede ser más idóneo el papel de celulosa. A tener en cuenta, sobre todo entre principiantes, es el precio que es sensiblemente más elevado según el contenido de algodón.
  1. No olvides usar una paleta
    Si sueñas con mezclar tus propios colores, una paleta será tu campo de juego. Puedes comprar una paleta de acuarela con pequeños pozos para mezclar diferentes colores; o puedes utilizar una superficie plana y no porosa como un plato viejo. Busca algo más grande de lo que creas que vas a necesitar: no querrás que tus bonitos colores mezclados se mezclen entre sí.
  1. El agua limpia y el papel de desecho son tus herramientas más importantes
    El agua limpia y el papel de desecho son los héroes olvidados de la pintura en acuarela. Un recipiente con agua limpia te ayudará a diluir los colores de la pintura y a lavar el pincel cuando cambies de color. Asegúrate de cambiar el agua con frecuencia para que no se embarre con todos los colores.

Utiliza un trozo de papel para probar los colores y la consistencia antes de ponerlos en el papel real. Un trozo pequeño de papel de acuarela es la mejor opción, pero puedes usar cualquier papel en caso de necesidad (sólo tienes que saber que no se secará igual que en la superficie terminada).

  1. Prepara tu espacio
    Ten a mano la superficie de trabajo, los pinceles, la pintura, la paleta, el agua para mezclar, un papel de cocina para secar los pinceles y un trozo de papel de desecho. Asegúrate de que todo esté al alcance de la mano, pero que no haya nada en el camino de tu mano dominante para que no golpees nada por accidente mientras trabajas.
  2. Empieza con un boceto
    Antes de empezar a pintar, elabora tu composición en forma de boceto para solidificarla. El boceto puede estar en una pieza separada para usarlo como guía, o puedes dibujar un ligero boceto a lápiz en tu papel.
  3. Mezcla siempre más pintura de la que crees que necesitas
    Es un gran fastidio darse cuenta de que has pintado todos los pétalos de una hermosa flor menos uno y ahora te has quedado sin el color. Además, es difícil volver a mezclar un color de acuarela con precisión, así que siempre es mejor asegurarse de tener una cantidad suficiente.
  4. Acepta las mezclas
    En la naturaleza de la acuarela está el mezclarse si la pintura húmeda se aplica demasiado cerca de otro color. Esto puede ser una fuente de miedo, pero también puede ser una oportunidad para crear bellos efectos visuales como los degradados. Si te da miedo que los colores se mezclen entre sí, deja que cada color se seque completamente antes de aplicar el siguiente.
  5. El líquido de enmascarar es tu amigo
    Las acuarelas son muy difíciles de controlar, ya que tienden a llegar a partes del cuadro donde no son bienvenidas. Tu mejor defensa es el líquido de enmascarar, que bloquea las zonas que no quieres pintar. Deja que el líquido de enmascaramiento se seque, aplica la pintura y deja que se seque, luego frota el líquido de enmascaramiento para revelar un papel totalmente limpio. Recuerda que para usar el líquido con tu pincel habitual, primero debes sumergirlo en un jabón líquido (para que se forme un película protectora). A continuación se limpia ligeramente el pincel con los dedos y se procede a usar el líquido de enmascarar. Una vez se haya terminado de usar, limpiaremos el pincel con la mano, retirando los restos del líquido de enmascarar y procederemos a limpiar el pincel con agua y jabón.
  1. No dejes que los errores te afecten
    Así que si has pintado el color equivocado, o la pintura se ha corrido de una manera que no te gustaba, o has pintado accidentalmente una mancha en la página. Que no cunda el pánico. A menudo, estos errores pueden arreglarse o incorporarse a un cuadro.
  2. ¡Sobre todo Diviértete!
    Si te acercas a la pintura en acuarela con un sentido de la diversión y la aventura, será un viaje alegre en lugar de una caminata cuesta arriba llena de miedo. Experimenta, disfruta e intenta aprender de tus errores. Sólo hay una forma real de ser bueno pintando con acuarela: hacerlo con frecuencia. Disfruta del viaje.

Para más ideas y más DIYs, síguenos en nuestras redes:
Youtube: Artesanía Chopo!
Instagram @manualidadeschopo
Facebook: @Manualidadeschopo
Pinterest @chopodiy
Si quieres vernos, puedes acercarte a una de nuestras tiendas 🙂

1 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizá te guste